Primeros Auxilios: Hemorragias

Cuando se lesionan los conductos por donde circula la sangre, es decir,  los vasos sanguíneos, la sangre que circula por ellos sale al exterior y se produce una hemorragia. Hay tres tipos de vasos sanguíneos:

  • Arterias: son los vasos que salen del corazón.
  • Venas: son los vasos que van hacia el corazón.
  • Capilares: son los vasos más pequeños responsables del intercambio gaseoso en tejidos y órganos.

Circulación sanguínea. INSHT

Características de las arterias:

  • Salen del corazón.
  • La sangre circula a mucha presión.
  • La sangre circula a impulsos.
  • Son rígidas.
  • Suelen transportar O2.

Características de las venas:

  • Van hacia el corazón.
  • La sangre circula con poca presión.
  • La sangre circula de forma continua.
  • Son elásticas.
  • La gran mayoría transporta CO2.

Debido a estas características las hemorragias se pueden clasificar en:

  • Arteriales
  • Venosas.

Otra clasificación se basa en donde va a parar la sangre, según esto:

  • Hemorragias externas. La sangre sale directamente al exterior.
  • Hemorragias internas. La sangre no sale al exterior.
  • Hemorragias exteriorizadas, La sangre procede de un órgano interno pero sale al exterior a través de un orificio natural del cuerpo como la boca, oído, etc.

Para detener una hemorragia externa se pueden utilizar tres métodos de forma escalonada.

Cuadro hemorragias. INSHT

Compresión directa, consiste en efectuar una presión en el punto de sangrado utilizando una gasa, un pañuelo, etc. durante unos 10 minutos, además de elevar la extremidad afectada a una altura superior a la del corazón del accidentado, transcurrido ese tiempo, se disminuye la presión, pero sin retirar el apósito, si la hemorragia ha disminuido se procederá a vendar la herida y se trasladará al hospital.

Compresión directa. INSHT

Compresión arterial, si la sangre continúa saliendo haremos una compresión arterial con la mano en el cuello (arteria carótida), en el brazo (arteria humeral por debajo del músculo bíceps del brazo) o en la pierna (arteria femoral a nivel de la ingle o en la cara interna del muslo), para detener la circulación sanguínea. Esta compresión debe mantenerse hasta la llegada de la ambulancia o el ingreso del lesionado en el hospital.

Compresión arterial. INSHT

Torniquete. En el caso de que la hemorragia continúe podemos colocar un torniquete, aunque esto sólo debe emplearse si la vida del herido está en peligro o en caso de amputación ya que produce una detención de toda la circulación sanguínea de la extremidad provocando necrosis y trombos. También se puede utilizar cuando hay más de un accidentado y el socorrista está solo. Para aplicar el torniquete hay que colocarlo en la raíz del miembro afectado utilizando una banda ancha, por ejemplo una corbata, (no utilizar cinturones, ni cuerdas) y ejercer una presión controlada, es decir, la necesaria para detener la hemorragia. También es importante anotar la hora de colocación y tener en cuenta que no lo debe aflojar el socorrista. Evacuar a un centro sanitario lo más rápido posible.

Torniquete. INSHT

Una emergencia que puede producir una hemorragia grave es la amputación. Ante ella deberemos:

  • Tranquilizar a la víctima.
  • Elevar la parte lesionada por encima del nivel del corazón.
  • Intentar controlar la hemorragia como hemos visto anteriormente.
  • La parte amputada se tiene que colocar dentro de una bolsa de plástico cerrada y, ésta, sumergida en agua fría y, si es posible, con hielo se llevará para su reimplante al hospital junto al herido anotando la hora del accidente.
  • Durante el traslado se deben vigilar las constantes vitales del accidentado y la herida.

Un caso de hemorragia exteriorizada bastante corriente es la epistaxis o salida de sangre por la nariz. Para detenerla:

Epistaxis. INSHT

  • Hay que presionar durante 5 minutos sobre la ventana nasal sangrante y contra el tabique nasal.
  • La cabeza debe inclinarse hacia adelante, para evitar la posible inspiración de coágulos.
  • Luego se disminuye la presión para comprobar si la hemorragia ha cesado.
  • Si la hemorragia continúa, se introducirá una gasa mojada en agua oxigenada en la fosa nasal que sangra.
  • Si la hemorragia no se detiene se debe evacuar a un centro sanitario.

Acerca de Amelia Calot

Médico Especialista en Medicina del Trabajo Médico de Atención Primaria
Esta entrada fue publicada en Primeros Auxilios, Salud Laboral y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Primeros Auxilios: Hemorragias

  1. Pingback: Patella Femoral Solutions.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s