El Síndrome del Túnel Carpiano

Este síndrome afecta aproximadamente al 5% de la población.

Debido a causas hormonales la incidencia entre las mujeres es tres veces más elevada que entre los hombres, sobre todo en embarazadas y en mayores de 55 años. En el caso de las embarazadas, los síntomas desaparecen tras el parto.

Hay personas más predispuestas a padecer este síndrome debido a:

  • Tener el túnel carpiano más estrecho de lo normal.
  • Por padecer diabetes.
  • Por padecer artritis reumatoide.
  • Por padecer insuficiencia renal, etc.

Anatómicamente el túnel carpiano es un canal o espacio situado en la muñeca por donde pasan los tendones flexores de los dedos y el nervio mediano. Este espacio está limitado por el ligamento anular del carpo y por los huesos de la muñeca. Si los tendones se inflaman se estrecha el espacio dentro del canal y el nervio mediano queda comprimido.

Compresión Nervio Mediano. Fuente paritarios.cl

Entre los síntomas que se  pueden producir encontramos:

  • Hinchazón de las manos.
  • Sensación  de entorpecimiento en los dedos.
  • Alteraciones del tacto en la punta de los dedos.
  • Dificultad para realizar movimientos delicados como cerrar el puño o abotonar una camisa.
  • Hormigueo que va haciéndose insoportable llegando incluso al dolor.
  • Adormecimiento de la mano.
  • Atrofia muscular.
  • Fenómeno de Raynaud.

Normalmente esta sintomatología aumenta durante la noche.

Toda esta sintomatología  suele afectar a los dedos pulgar, índice, medio y parte del anular, haciendo que haya que sacudir la mano, colocarla hacia abajo o elevarla para disminuir las molestias.

A nivel laboral es un problema de salud que afecta a los trabajadores que realizan:

  • Movimientos repetidos con la mano y la muñeca.
  • Trabajos que requieren una gran fuerza manual.
  • Trabajos que requieren posturas forzadas de la mano.
  • Trabajos en los que se usan herramientas de mano vibrátiles de forma continuada.
  • Trabajos que exigen realizar movimientos de pinza con los dedos de forma repetida o presión prolongada sobre la muñeca o la palma de la mano.

Está incluido dentro del listado oficial de enfermedades profesionales debidas a agentes físicos. Según el anuario de estadísticas laborales y de asuntos sociales, en el año 2005 se declararon en España 2.693 parálisis de los nervios por presión, entre ellas este síndrome es de los más frecuentes.

Según el cuadro de enfermedades profesionales entre los trabajos en los que se puede producir este síndrome se citan:

  • Trabajos relacionados con montaje (fontanería, electrónica, mecánica).
  • Alimentación (carniceros, matarifes).
  • Carpintería y montadores de muebles.
  • Cerámica y mármol (pulidores).
  • Industria textil.
  • Industria del calzado.
  • Industria de material plástico (cortadores).
  • Hostelería (camareros, cocineros).
  • Soldadores, pintores, lavanderos, etc.

En cuanto al tratamiento, este debe ser lo más precoz posible para evitar que el cuadro se agrave. Para ello utilizaremos:

  • Antiinflamatorios.

    Férula. Fuente visionfarma

  • Analgésicos.
  • Inmovilización de la muñeca con una férula por la noche para evitar que el dolor llegue a irradiar hacia el antebrazo o se produzca pérdida de sensibilidad y fuerza de la mano afectada, con atrofia muscular o parálisis.
  • Un elevado porcentaje acaba pasando por el quirófano, con un éxito aproximado del 90%.

Para el diagnóstico utilizaremos:

  • Un estudio de la existencia de movimientos repetidos en el puesto de trabajo.
  • La exploración clínica.
  • Radiografías y Electromiografía.

Como en todas las patologías que tienen un origen laboral es muy importante la prevención. Esta se basará en:

  • Evitar realizar posturas o movimientos que pueden producir esta lesión, como son la hiperflexión o la hiperextensión de la muñeca, procurando mantener la mano alineada con el antebrazo.
  • Acortar la duración de las tareas que necesitan realizar movimientos repetidos intercalando periodos de descanso.
  • Elegir herramientas manuales adecuadas y ergonómicas.
  • Reducir la fuerza que se emplea en ciertas tareas.
  • Realizar reconocimientos médicos periódicos que faciliten la detección de las posibles lesiones.
  • Y, en general, realizar un diseño ergonómico del puesto de trabajo.

bbbbbbbbbbbbbbbb

EJERCICIOS DE RELAJACION MUSCULAR

  • Flexiona los codos y entrelaza los dedos.
  • Rota las muñecas hacia un lado y luego hacia el otro.
  • Realiza 15 rotaciones a cada lado.

————————————————————

Dra. Amelia Calot Escobar

Publicado en el Suplemento de Salud del Periódico “Las Provincias”

Acerca de Amelia Calot

Médico Especialista en Medicina del Trabajo Médico de Atención Primaria
Esta entrada fue publicada en Salud Laboral y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El Síndrome del Túnel Carpiano

  1. Carolina dijo:

    Habia escuchado de este síndrome, pero no le habia puesto mucha atencion. Trabajo con computadora, y creo que tambien afecta el teclear mucho tiempo. Gracias por la informacion. Buen Blog!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s