Primeros Auxilios: Golpe de Calor

En los meses de verano las temperaturas elevadas pueden producir alteraciones en nuestro organismo si nos exponemos a ellas durante períodos prolongados.

Entre las alteraciones que se pueden producir están los calambres, el agotamiento o síncope por calor y el golpe de calor.

Los calambres aparecen después de realizar ejercicio intenso con sudoración abundantea. Son debidos a contracturas musculares que a veces son muy dolorosas.


Tras una sudoración excesiva con poco consumo de líquidos puede producirse el agotamiento o síncope por calor. En este se produce:

  • Aumento de la temperatura corporal.
  • Desvanecimiento.
  • Aceleración del latido cardíaco.
  • Disminución de la presión arterial.
  • Aspecto lívido.
  • Piel fria y sudorosa.
  • Náuseas.
  • Suele durar 24 horas.

Para aliviarlo:

  • Reposo.
  • Disminuir la temperatura con antitérmicos o compresas frías.
  • Consumir alimentos salados.
  • Beber agua con una cucharadita de sal por cada litro.

Hay algunos trabajos en los que la exposición al sol en los meses de calor puede llegar a desencadenar lo que se llama un golpe de calor. Este se debe a un fallo serio de los mecanismos de adaptación del organismo al calor.

Los síntomas que se pueden presentar son:

  • Debilidad.
  • Cansancio.
  • Dolor de cabeza.
  • Mareo.
  • Náuseas y vómitos.
  • Aumento de la temperatura corporal a 39 o 40º C.
  • Disminución o aumento de la tensión arterial.
  • Taquicardia.
  • Respiración rápida y superficial.
  • Piel seca y caliente.
  • Pérdida de conocimiento y coma.

Si no se actúa con rapidez y de forma adecuada se origina un fallo multiorgánico que puede llevar al fallecimiento del paciente.

Y, ¿qué se debe hacer en estos casos?:

  • Llevarle a un lugar fresco y ventilado a la sombra o mejor con aire acondicionado.
  • Ponerle tumbado boca arriba y ligeramente incorporado.
  • Aplicarle compresas de agua fría en la cabeza, la nuca y el pecho.
  • Darle de beber agua fresca con un poco de sal a pequeños sorbos o bebidas isotónicas.
  • Es aconsejable que sea visto por un médico para vigilar su evolución.
  • En el caso de que haya pérdida de consciencia, hay que trasladarle a un centro hospitalario lo más rápidamente posible.

Consejos para evitar el calor

(Ministerio de Sanidad)

  • Bebe frecuentemente agua o líquidos sin esperar a tener sed, salvo si hay contraindicación médica. Evita las bebidas alcohólicas, las muy azucaradas, el café y el té.
  • Refréscate con una ducha o, simplemente, mójate.
  • Haz comidas ligeras que te ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos…).
  • En el exterior protégete del sol: Busca la sombra, cúbrete la cabeza, usa ropa ligera y de color claro y un calzado fresco, cómodo y que transpire.
    Cuida tu piel con protectores solares adecuados y utiliza gafas con filtros ultravioleta.
  • Reduce las actividades físicas intensas al aire libre y durante las horas más calurosas y en su caso extrema las precauciones
  • En casa, baja las persianas cuando el sol incida directamente sobre las ventanas y no las abras cuando la temperatura exterior sea alta.
    Refresca el ambiente con ventiladores y sistemas de refrigeración, siempre con un uso racional de los mismos.

Spot del Ministerio de la Campaña Protégete del sol.

Anuncios

Acerca de Amelia Calot

Médico Especialista en Medicina del Trabajo Médico de Atención Primaria
Esta entrada fue publicada en Primeros Auxilios, Salud y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s