La Enfermedad de Alzheimer

La enfermedad o demencia de Alzheimer toma su nombre del Dr. Alois Alzheimer. Este, en 1906,  observó a una mujer que padecía una rara enfermedad mental. Sus síntomas incluían pérdida de memoria, problemas de lenguaje y comportamiento impredecible. Al morir la mujer, el Dr. Alzheimer examinó su cerebro y descubrió varias masas anormales (actualmente llamadas placas amiloideas) y bultos retorcidos de fibras (actualmente llamados ovillos o nudos neurofibrilares). Estas dos junto con la pérdida de las conexiones entre las neuronas y el cerebro son las tres características anatómicas principales de la enfermedad.

Este tipo de demencia afecta al 13% en personas en EEUU (Alzheimer Association, 2007). En España hay aproximadamente medio millón de personas que sufren este proceso.

Entre los factores de riesgo encontramos (Williams JW, 2010):

  • La edad, es el principal.
  • Herencia, Genotipo específico, se conocen tres genes relacionados con la enfermedad.
  • Algunos AINES (antiinflamatorios no esteroideos).
  • Depresión.
  • Diabetes Mellitus.
  • Hiperlipemia.
  • Trauma cerebral.
  • Exposición a pesticidas.
  • Tabaquismo activo.

También hay algunos factores de protección:

  • Dieta mediterránea.
  • Acido fólico.
  • Estatinas.
  • Niveles educativos elevados.
  • Ingesta de alcohol (de leve a moderada).
  • Mantenerse intelectualmente activo.
  • Ejercicio físico (de moderado a intenso).

Dieta mediterránea

La enfermedad suele desarrollarse en tres fases:

  • La fase inicial puede durar unos dos años y en ella aparecen fallos en la memoria reciente, desinterés, humor deprimido, cambios en la personalidad, episodios leves de desorientación y falta de adaptación a situaciones nuevas. En esta fase es difícil de diagnosticarla.
  • La fase intermedia se desarrolla durante 3-5 años. En ella empeora la memoria afectando también a la memoria remota. Aparecen alteraciones del lenguaje, la escritura, la lectura, el cálculo, apraxias y agnosias. Hay  dificultad para el aseo, el vestir o la comida. Pueden aparecer síntomas psicóticos. En esta fase el paciente tiene dificultad para mantener sus relaciones sociales y es incapaz de mantener una discusión sobre un problema.
  • En la fase terminal (demencia grave) el enfermo es incapaz de andar, se inmoviliza, se hace incontinente y no puede ejecutar ninguna actividad de la vida diaria. El lenguaje se hace ininteligible o presenta mutismo. A veces se produce disfagia y hay riesgos de neumonías, deshidratación, malnutrición y úlceras por presión. Los enfermos pueden permanecer en cama y suelen fallecer de una neumonía u otra infección intercurrente.

Para el diagnóstico, el test mini-mental o miniexamen del estado mental (MMSE) es un test rápido, de fácil interpretación y validado en español, con el que se evalúan aspectos de la esfera cognitiva como memoria, orientación, lenguaje, habilidades o atención (Folstein MF, 1975).

Otras pruebas útiles para el diagnóstico son:

  • Análisis sanguíneo completo.
  • Resonancia magnética nuclear (RNM) cerebral contribuye al diagnóstico precoz, detecta cambios vasculares y permite excluir otras patologías cerebrales.

Para el tratamiento se utilizan fármacos anticolinérgicos que estabilizan o retrasan la progresión de la enfermedad:

  • Para síntomas de leves a moderados son los llamados Aricept (donepezil), Exelon (rivastigmine), y Reminyl (galantamine).
  • Para síntomas de moderados a severos son Axura o el Ebixa (memantine).

Otros medicamentos utilizados dependiendo de los síntomas que presente el paciente son estrógenos, antiinflamatorios potentes, antioxidantes, antipsicóticos, antidepresivos, antiepilépticos.

Hoy en día se está trabajando en una vacuna para prevenir la enfermedad. Aunque aún está en fase experimental se cree que se podrá ensayar durante 2011-2012.

Hay otras medidas terapéuticas importantes como son la estimulación de las funciones cognitivas superiores, el entrenamiento en las actividades básicas de la vida diaria y la estimulación psicomotriz. Todo esto se realiza en los llamados centros de día.

Este artículo se puede leer en el siguiente enlace:

Las provincias: El Alzheimer


Acerca de Amelia Calot

Médico Especialista en Medicina del Trabajo Médico de Atención Primaria
Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s