Salud, Salud Laboral

Psicopatologías Laborales: El Estrés (I)

La Unión Europea considera que el estrés es el segundo problema de salud laboral más frecuente, detrás de los trastornos musculoesqueléticos, calculando su coste anual en Europa en torno a los 20.000 millones de euros.

La Comisión europea define el estrés en el trabajo como “un conjunto de reacciones emocionales, cognitivas, fisiológicas y del comportamiento ante ciertos aspectos adversos o nocivos del contenido, la organización o el entorno de trabajo. Es un estado que se caracteriza por altos niveles de excitación y de angustia, con la frecuente sensación de no poder hacer frente a la situación”, es decir, es una reacción del organismo ante aspectos negativos de la organización del trabajo.

En España, según la última Encuesta de las Condiciones de Trabajo, elaborada por el INSHT, más de la mitad de las personas encuestadas (5,6 sobre 10) manifestaron padecer estrés.

Las patologías que con más frecuencia se asocian a esta psicopatología son:

  • Cansancio 12,3%.
  • Alteración del sueño 12,1%.
  • Cefaleas 10,4%.

Entre las profesiones, las que tienen más facilidad a sufrir estrés están:

  • Directivos. (28,7%).
  • Profesionales (23,6%).
  • Trabajadores con estudios universitarios (21,8%).
  • Técnicos (19,6%)
  • Trabajadores de servicios (19%).

Pero no sólo afecta a ejecutivos o personas con mucha responsabilidad, también puede aparecer:

  • Cuando la carga de trabajo sobrepasa la capacidad del trabajador.
  • Cuando no se le proporciona suficiente trabajo en comparación a sus compañeros.
  • Cuando los trabajos sean repetitivos o monótonos.
  • Cuando el ritmo de trabajo está impuesto y no se puede adaptar.
  • Cuando existe falta de libertad para tomar decisiones.
  • Cuando existe una falta de formación para la tarea a desarrollar (como puede pasar al introducir nuevas tecnologías en un puesto de trabajo).
  • Cuando el trabajador no sabe cuales son sus funciones ni lo que se espera de él.
  • Cuando existe una falta de participación.
  • Cuando el estilo de mando es autoritario o agresivo, o, al contrario, la falta de autoridad.
  • Los casos de aislamiento social o físico también son desencadenantes de estrés.

Las características del empleo como son la precariedad del trabajo, las condiciones físicas desfavorables (ruido intenso, vibraciones o condiciones térmicas extremas), los trabajos con riesgos laborales y los trabajos nocturnos o a turnos, son, así mismo, generadoras de estrés.

Determinados factores de la personalidad del trabajador también pueden influir en la aparición de estas alteraciones, como son las personalidades dependientes, con alto grado de ansiedad o introvertidas.

En el próximo post veremos como reacciona nuestro organismo ante el estrés y que medidas preventivas pueden adoptarse.

Estrés Laboral. Je, Je…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s