Salud

Prisa y Urgencia

Lunes, 08:00 de la mańana. Comienza una nueva semana.

Entro en mi consulta y pongo en marcha el ordenador, busco la agenda de consultas para la mańana, como todos los lunes, agenda llena. Hasta aquí todo controlado.

Comienzo la consulta, a primera hora suelen venir los pacientes que después se van a trabajar.

En la agenda empiezan a aparecer pacientes de color rojo, son las urgencias, al lado un sobrecito te indica el motivo que les ha hecho acudir de urgencia…tos, dolor, falta de medicación…. Sigues la consulta vigilando por si en uno de esos sobrecitos apareciera un motivo  de urgencia de verdad, es decir, no demorable.

Sigues llamando pacientes, intercalando urgencias. De repente, escuchas alboroto, sales a la sala de espera preocupada y un paciente te dice…..”llevo 10 minutos esperando que me atienda y vengo de urgencias….TENGO PRISA”. Le explicas que los que tienen cita también tienen prisa, que si no es una urgencia demorable le atenderás lo antes posible, etc.

Unas veces lo entienden, otras no y se van murmurando… como está la Sanidad.

Conclusión: No hay que confundir urgencia con prisa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s