Primeros Auxilios, Salud Laboral

Primeros Auxilios: Maniobra de Heimlich

Otra emergencia importante ante la que hay que actuar con rapidez es la obstrucción de la vía aérea por un cuerpo extraño,  lo que llamamos asfixia o atragantamiento.

Obstrucción vía aérea. INSHT

La causa más común es la obstrucción producida por alimentos como el pescado, la carne o el pollo. A nivel laboral se puede presentar ya que la reacción del organismo ante un accidente inminente consiste en una inspiración profunda seguida de una contracción muscular que, en caso de tener algo en la boca (chicle, alimentos, etc.), favorece la aspiración hacia las vías respiratorias.

No se debe confundir esta emergencia con un desmayo o un ataque al corazón. Para diferenciarlo lo primero que debemos hacer es preguntar a la víctima consciente “¿Te has atragantado?”

Según el grado de obstrucción, esta puede ser:

  • Parcial (leve), en la que hay dolor de garganta y tos, ruidos al respirar y dificultad para hablar.
  • Total (grave) donde se produce imposibilidad para respirar, palidez al principio que pasa a color azulado, agitación y pérdida del conocimiento si no se resuelve la obstrucción.

Obstrucción vía aérea. European Resuscitation Council

Y, ¿Cómo actuaremos en cada caso?

Ante una obstrucción leve dejaremos a la víctima toser.

Si la obstrucción no cede o consideramos que es grave actuaremos de la siguiente manera:

  • Sostener el tórax con una mano e inclinar a la víctima hacia delante, para que, al movilizarse el objeto que obstruye la vía aérea, salga por la boca en lugar de seguir bajando por la vía aérea.
  • Darle hasta cinco golpes interescapulares (en medio de la espalda) bruscos con el talón de la otra mano. Después de cada golpe comprobar si ha cedido la obstrucción.

Si no ha cedido realizaremos la llamada Maniobra de Heimlich, para ello:

Maniobra. INSHT
Colocación manos. INSHT
  • Colocarse detrás de la víctima y abrazarla por la parte alta del abdomen.
  • Inclinarle hacia delante y colocar el puño cerrado 4 dedos por encima de su ombligo, justo en el centro.
  • Agarrar el puño con la otra mano y efectuar una presión abdominal  hacia adentro y hacia arriba.
  • Repetirlo hasta cinco veces y si la obstrucción persiste, continuar alternando cinco golpes en la espalda con cinco compresiones abdominales.

Si la víctima se queda inconsciente le colocaremos tumbado sobre una superficie dura, pediremos ayuda rápidamente y comenzaremos la respiración artificial (boca-boca).

Maniobra Heimlich en bebé. INSHT

Si la víctima es un bebé hay que cogerlo boca abajo sobre el antebrazo con la cabeza más baja que el cuerpo. En esta posición le daremos cinco palmadas con el borde de la mano en la espalda, entre ambos omóplatos. A continuación sujetandole con la mano por la parte trasera de la cabeza, le daremos la vuelta para que quede boca arriba sobre el otro antebrazo y, en esta posición, realizaremos 5 compresiones torácicas verticales con la punta de los dedos en el centro del tórax. Verificaremos si aparece el objeto que causaba la obstrucción examinando la boca. No hay que intentar extraerlo si no está a la vista. Repetiremos la maniobra hasta que el objeto salga.

Si el niño tiene más de un año y está consciente le dejaremos toser. Si la obstrucción no cede, utilizaremos las técnicas explicadas anteriormente para adultos teniendo en cuenta el tamaño del niño.

En el caso de encontrarnos solos en el momento del atragantamiento hay que inclinarse con fuerza sobre el respaldo de una butaca o silla para intentar imitar la maniobra anterior.

Maniobra de Heimlich


Primeros Auxilios, Salud

Primeros Auxilios: Reanimación Cardiopulmonar

Dentro del Soporte Vital Básico la Reanimación Cardiopulmonar es la técnica a utilizar ante una parada cardiorespiratoria.

La Parada Cardiorespiratoria es el cese brusco e inesperado de la respiración y la circulación sanguínea espontáneas. Esta es una situación de máxima urgencia ya que del tratamiento inmediato depende la vida de la  víctima y las posibles secuelas que puedan aparecer. La falta de sangre y, por lo tanto de oxígeno,  que la parada cardiorespiratoria ocasiona a las células produce, en poco tiempo, lesiones irreversibles y la muerte en unos 10 minutos. A los 4 minutos de no recibir oxígeno el cerebro sufre daño cerebral permanente.

La Reanimación Cardiopulmonar Básica (RCP) incluye las maniobras necesarias para suplir la funciones cardiaca y respiratoria de una persona que está en parada cardiorespiratoria. Incluye las compresiones torácicas externas y la respiración boca-boca.

Ante una situación como esta comenzaremos reconociendo los signos vitales conciencia, respiración y pulso, siempre por este orden.

Primero comprobaremos si el accidentado está consciente preguntandole qué le ha pasado. Si no contesta le agitaremos por los hombros, si no observamos ninguna reacción significa que está inconsciente.

Luego debemos debemos comprobar si respira, para ello intentanteremos sentir si está exhalando el aire. En el caso que respire le colocaremos en “posición lateral de seguridad” .

Si no respira le colocaremos boca arriba con el cuello extendido (maniobra frente mentón) para evitar que la lengua caiga hacia atrás y obstruya las vías aéreas.

Si continúa sin respirar hay que extraer posibles cuerpos extraños de la boca (dientes, chicles, etc.) y le pinzaremos la nariz, tras ello comenzaremos la respiración artificial boca a boca. Para realizarla colocaremos nuestros labios alrededor de la boca de la víctima sellándola totalmente con la nuestra y realizaremos 2 insuflaciones efectivas (1 cada 5 segundos). Si se trata de un niño pequeño hay que soplar a la vez en la nariz y la boca.

Inmediatamente hay que comprobar el funcionamiento cardíaco mediante la toma del pulso carotídeo, esto es a un lado del cuello. En el caso de que exista pulso seguiremos efectuando la respiración artificial, si no lo hay deberemos iniciar el masaje cardíaco externo. En este caso la víctima está en parada cardiorespiratoria y la secuencia a seguir sería:

Arrodillado al lado de la víctima comenzar las Compresiones torácicas:

Colocación de los brazos. ERC
  • Colocar el talón de la mano en el centro del pecho de la víctima.
  • Colocar el talón de la otra mano encima de la primera.
  • Entrelazar  los dedos de las manos y tener cuidado de no aplicar presiónsobre las costillas de la víctima ni sobre la parte superior del abdomen
  • Colocarse en posición vertical sobre el pecho de la víctima, y con los brazos rectos, perpendiculares al esternón, comprimirlo hacia abajo unos 4 cm.
  • Tras cada compresión, hay que liberar la presión del tórax sin perder el contacto entre sus manos y el esternón de la víctima y repetir con una frecuencia de unos 100 c/min. (algo menos de 2 compresiones /sg), la compresión y la descompresión deben durar lo mismo.
Colocación de las manos. European Resuscitation Council

Combinar las compresiones torácicas con la Ventilación Boca a Boca:

  • Después de 30 compresiones torácicas, abrir de nuevo la vía aérea utilizando la maniobra frente-mentón.
  • Tapar la nariz de la víctima, pinzandola con el índice y el pulgar y apoyando la mano en su frente.
  • Hacer que se abra su boca manteniendo elevada la barbilla de la víctima.
  • Inspirar una vez y colocar los labios alrededor de la boca de la víctima, sellándolos con fuerza.
  • Insuflar el aire en la boca de la víctima a un ritmo constante, mientras observa si se eleva el pecho. Esta insuflación debe durar aproximadamente un segundo, como una normal, de esta manera se realiza una ventilación boca a boca efectiva.
  • Manteniendo la cabeza inclinada hacia atrás y la barbilla elevada, retirar la boca de la de la víctima y observar si el tórax desciende al espirar el aire.
  • Inspirar normalmente e insuflar en la boca de la víctima otra vez, para conseguir dos respiraciones boca a boca efectivas. Luego volver a poner las manos en la posición correcta sobre el esternón y practicar 30 compresiones torácicas más.
Respiración Boca a Boca. ERC

Continuar con las compresiones torácicas y la ventilación boca a boca en una
relación de 30:2, según las últimas recomendaciones de la European Resuscitation Council.

Detenerse para observar si la víctima empieza a respirar normalmente, en caso contrario, no interrumpir la reanimación.

Si la ventilación boca a boca inicial no hace que el pecho de la víctima se eleve como en la respiración normal, antes de volver a intentarlo debemos comprobar que no hay nada en la boca de la víctima que obstruya su ventilación.  No hay que intentar hacer más de dos insuflaciones cada vez, antes de volver a las compresiones torácicas.

Estas maniobras deben continuarse hasta que:

  • Llegue la ayuda profesional y le releve.
  • La víctima empiece a respirar normalmente.
  • El reanimador se quede agotado.

En el caso de un niño se utilizará una mano y en un lactante solo se utilizarán dos dedos, en ambos casos se aplicará menos presión.

RCP en Adultos

RCP en Niños

RCP en Bebés

Primeros Auxilios, Salud Laboral

Primeros Auxilios: Signos Vitales

Cuando nos encontramos ante la víctima de un accidente pondremos en marcha el llamado Soporte Vital Básico que comprende la activación del Sistema PAS (Proteger, Activar, Socorrer), el reconocimiento de los signos vitales que son la conciencia, la respiración y el pulso y las medidas iniciales que se pueden realizar ante la emergencia ante la que nos encontramos: parada respiratoria o cardiaca, asfixia, hemorragia, etc.

Tras activar el sistema PAS haremos una evaluación primaria reconociendo los llamados Signos Vitales:  Conciencia, Respiración y Pulso, por este orden.

Para valorar la Conciencia le preguntaremos en voz alta que le ha pasado o ¿Está usted bién?

Conciencia. European Resuscitation Council

Si no contesta le agitaremos por los hombros.

Si responde:

  • Dejarlo en la posición en la que está.
  • Valorar su estado y pedir ayuda si es necesario. Si para pedir ayuda hay que dejar sola a la víctima, luego se debe volver junto a ella.
  • Valorar regularmente vigilando, sobre todo, dos situaciones que pueden ser críticas, la hemorragia  y la asfixia por atragantamiento.

Si no responde es que está inconsciente, en este caso:

  • Gritaremos pidiendo ayuda.
  • Pondremos a la víctima sobre su espalda y realizaremos la Maniobra Frente Mentón para abrir la vía aérea.

A continuación valoramos la Respiración.

Respiración. European Resuscitation Council

Acercando la cara a la boca de la víctima intentaremos oír los sonidos respiratorios y sentir en la mejilla la salida del aire exhalado,  mirando a la vez el pecho del accidentado para ver los movimientos del tórax. Oír, ver y sentir durante unos 10 segundos para determinar si respira normalmente.

Si respira normalmente:

  • Colocarlo en “posición lateral de seguridad” (PLS). Pero si hay sospecha de lesión cervical no se debe realizar movilización excepto si hay peligro para el reanimador y/o la víctima, en cuyo caso se movilizará en decúbito supino manteniendo la alineación e integridad de la columna vertebral.
  • Enviar a alguien a por ayuda o, si se está solo, dejar a la víctima y volver después junto a ella hasta que llegue la ayuda.
  • Seguir controlando la respiración.

Si no respira, o la respiración es muy dificultosa:

  • Enviar a alguien a por ayuda o, si se está solo, dejar a la víctima y volver después junto a ella hasta que llegue la ayuda.
  • Mantener la vía aérea abierta con la maniobra frente mentón.
  • Extraer posibles cuerpos extraños de la boca (dientes, chicles, etc.)
  • Dar dos insuflaciones en la boca de la víctima lentas y efectivas (deben hacer subir el tórax).  Si se trata de un niño hay que soplar a la vez en la nariz y la boca.

    Pulso Carotídeo. INSHT

Comprobamos el Pulso.

Cuando la víctima está en paro respiratorio y ya hemos iniciado el boca a boca, es necesario comprobar el funcionamiento cardíaco. Para ello:

  • Buscar signos de circulación como son respiración normal, tos, etc.
  • Palpar el pulso carotídeo a un lado del cuello, por ser éste el más próximo al corazón y el de más fácil localización .
  • Palpar y observar no más de 10 segundos.

Si existe pulso hay que seguir efectuando la respiración artificial, pero si desparece se debe iniciar sin demora el MASAJE CARDIACO EXTERNO, acompañado siempre de la respiración BOCA-BOCA.  Lo que se llama Reanimación Cardiopulmonar.

Evaluación. Fuente INSHT

NTP 605 del INSHT:  Primeros auxilios: evaluación primaria y soporte vital básico

En este vídeo RCP a lo bestia.

Primeros Auxilios

Primeros Auxilios: Maniobra Frente Mentón

Maniobra Frente Mentón. Fuente European Resuscitation Council

Esta sencilla maniobra se utiliza en personas inconscientes para evitar que, al relajarse la mandibula, la lengua caiga hacia atrás y obstruya la vía aérea.

La vía aerea comprende las estructuras que llevan el aire desde la nariz y la boca a los pulmones, es decir, la faringe, la glotis, la laringe, la tráquea y los bronquios.

Para realizarla:

  • Primero debemos colocar a la víctima en decúbito supino, esto es, tumbado boca arriba.
  • El socorrista desplaza con una mano la frente hacia atrás.
  • Con los dedos de la otra mano colocados bajo el mentón, eleva la mandíbula hacia arriba y delante.
  • Así se consigue la extensión del cuello y la apertura de la boca y se eleva la base de la lengua para evitar que esta obstruya el paso de aire.

Maniobra Frente Mentón. Fuente INSHT
Maniobra Frente Mentón. Fuente Manual Formación Sanitaria
Primeros Auxilios

Primeros Auxilios: Activar Sistema PAS

Voy a empezar una serie de posts en los que repasaremos la forma de actuar ante diversas situaciones que pueden requerir primeros auxilios a nivel laboral.

En general, los primeros auxilios son las técnicas destinadas a salvar la vida de una persona que ha sufrido un accidente, a prevenir posibles complicaciones o a ayudar en el tratamiento de las lesiones producidas.

Sin embargo, no todas las personas tienen la capacidad para atender a un herido, bien porque se impresionan mucho, o porque su estado de salud no les permite actuar con efectividad, o bien porque no saben qué hacer o cómo hacerlo adecuadamente.

Para que los primeros auxilios sean efectivos es conveniente conocer la forma en la que hay que actuar y las técnicas básicas que se deben utilizar. Para empezar hay que conservar la calma, revisar rápidamente el lugar, evaluar la situación y, en el caso de que haya varios lesionados, atender primero al más grave.

Ante un accidente (fuente insht)

Lo primero que debemos recordar ante un accidente es que hay que activar el sistema de emergencia. Para ello hay que recordar la palabra P.A.S. formada por 3 iniciales:

La P de Proteger, ya que antes de actuar debemos tener la seguridad de que tanto el accidentado como nosotros mismos estamos fuera de peligro, por ejemplo, no atenderemos a un electrocutado sin antes desconectar la corriente eléctrica causante del accidente, para no lesionarnos nosotros también.

La A de Avisar, siempre que sea posible avisaremos a los servicios sanitarios identificandose convenientemente e indicando:

  • Lugar y tipo de accidente.
  • Número aproximado de heridos.
  • Estado o lesiones de los heridos, si se conocen.
  • Circunstancias o peligros que puedan agravar la situación.

Hay que recordar que el número de emergencias es el 112.

La S de Socorrer, es decir, proceder a actuar sobre el accidentado con las medidas adecuadas en cada caso y teniendo en cuenta que hay que intentar evitar o disminuir el riesgo de complicaciones posteriores al accidente.

También debemos tener en cuenta las siguientes medidas:

  • Estar tranquilo pero actuar rápidamente.
  • No mover al herido si no es completamente indispensable.
  • Examinar al herido y no dejar que se enfrie.
  • No dar  de beber a una persona inconsciente.
  • Tranquilizar a la victima
  • No dejar nunca solo al accidentado.