10 Consejos, Salud

10 consejos para prevenir el Alzheimer

Cada año se diagnostican en España unos 40.000 nuevos casos de Alzheimer, unas cifras que, debido al progresivo envejecimiento de la población, irán en aumento en los próximos años. 

Según explica la Dra. Sagrario Manzano,  Coordinadora del Grupo de Estudio de Conducta y Demencias de la Sociedad Española de Neurología. “La enfermedad de Alzheimer está muy ligada al envejecimiento y el envejecimiento es el principal factor de riesgo. Debido a que en los últimos 30 años, la proporción de personas mayores de 65 años ha aumentado considerablemente, también lo ha hecho el número de enfermedades neurodegenerativas crónicas, especialmente las demencias. Además, España es uno de los países del mundo con mayor proporción de enfermos de demencia entre su población de más de 60 años”.

Alzheimer-Disease-Caalzheimer

Múltiples estudios con rigor científico, demuestran la utilidad de las estrategias de prevención poblacional.

Consejos

  1. Evitar situaciones de riesgo y adoptar hábitos de vida saludables, desde edades tempranas, para mejorar el funcionamiento cerebral. De esta manera se podría reducir hasta un 40% los casos de Alzheimer, o al menos, retrasar el comienzo de la enfermedad.
  2. Prevención del riesgo cardiovascular. Prevenir o controlar los factores que tienen riesgo cardiovascular, como son, la hipertensión arterial, las cifras de colesterol, las enfermedades cardíacas, la diabetes, etc. Hay que cuidar el corazón.
  3. alzheimerEvitar el tabaquismo.
  4. Realizar actividad física. El ejercicio físico regular estimula la circulación sanguínea a nivel cerebral, ayuda a mantener la función cognitiva y retrasa el comienzo de la enfermedad. Ejercicios como nadar, yoga, bailar, bicicleta, o, simplemente andar o hacer jardinería.
  5. Estimular la actividad mental. Realizando actividades que permitan desarrollar la concentración y la memoria. Muchos estudios han señalado que, un alto nivel de educación se asocia a una mayor probabilidad de mantener el funcionamiento cerebral adecuado. Como ejemplos, hacer cursos, asistir a conferencias, aprender un idioma, leer, practicar algún juego de mesa como el bridge, hacer sudokus o crucigramas, etc.
  6. Realizar una buena alimentación.  La dieta mediterránea se asocia a un menor riesgo de padecer la enfermedad, al ser rica en antioxidantes (vitamina C y E y omega 3) que disminuyen la producción de radicales libres. Según algunos estudios comer pescado una o dos veces a la semana disminuye en un 60% el riesgo de Alzheimer.
  7. Mantener el peso y el IMC (Indice de Masa Corporal) es una medida importante.
  8. Tener vida social activa. Las conexiones sociales con la familia y con los amigos junto con mantener relaciones sociales estimulantes, como puede ser, apuntarse a algún club o asociación, ayudan al mantenimiento de la función cerebral.
  9. Dormir bien.  No dormir lo suficiente o padecer apnea del sueño  no tratada, pueden provocar problemas de concentración y/o de memoria. Se deben dormir 7 horas diarias respetando los horarios de vigilia/sueño.
  10. Procurar ser felices. La propensión a la tristeza favorece el deterioro cognitivo. Algunas enfermedades mentales como la depresión, se han asociado al deterioro neuronal.

1009-alzheimer.jpg

Para terminar recomendar consultar a tiempo si se tiene sospecha de padecer Alzheimer.

ALZHEIMER, Información para pacientes y familiares. Sociedad Española de neurología  

Salud

La Enfermedad de Alzheimer

La enfermedad o demencia de Alzheimer toma su nombre del Dr. Alois Alzheimer. Este, en 1906,  observó a una mujer que padecía una rara enfermedad mental. Sus síntomas incluían pérdida de memoria, problemas de lenguaje y comportamiento impredecible. Al morir la mujer, el Dr. Alzheimer examinó su cerebro y descubrió varias masas anormales (actualmente llamadas placas amiloideas) y bultos retorcidos de fibras (actualmente llamados ovillos o nudos neurofibrilares). Estas dos junto con la pérdida de las conexiones entre las neuronas y el cerebro son las tres características anatómicas principales de la enfermedad.

Este tipo de demencia afecta al 13% en personas en EEUU (Alzheimer Association, 2007). En España hay aproximadamente medio millón de personas que sufren este proceso.

Entre los factores de riesgo encontramos (Williams JW, 2010):

  • La edad, es el principal.
  • Herencia, Genotipo específico, se conocen tres genes relacionados con la enfermedad.
  • Algunos AINES (antiinflamatorios no esteroideos).
  • Depresión.
  • Diabetes Mellitus.
  • Hiperlipemia.
  • Trauma cerebral.
  • Exposición a pesticidas.
  • Tabaquismo activo.

También hay algunos factores de protección:

  • Dieta mediterránea.
  • Acido fólico.
  • Estatinas.
  • Niveles educativos elevados.
  • Ingesta de alcohol (de leve a moderada).
  • Mantenerse intelectualmente activo.
  • Ejercicio físico (de moderado a intenso).
Dieta mediterránea

La enfermedad suele desarrollarse en tres fases:

  • La fase inicial puede durar unos dos años y en ella aparecen fallos en la memoria reciente, desinterés, humor deprimido, cambios en la personalidad, episodios leves de desorientación y falta de adaptación a situaciones nuevas. En esta fase es difícil de diagnosticarla.
  • La fase intermedia se desarrolla durante 3-5 años. En ella empeora la memoria afectando también a la memoria remota. Aparecen alteraciones del lenguaje, la escritura, la lectura, el cálculo, apraxias y agnosias. Hay  dificultad para el aseo, el vestir o la comida. Pueden aparecer síntomas psicóticos. En esta fase el paciente tiene dificultad para mantener sus relaciones sociales y es incapaz de mantener una discusión sobre un problema.
  • En la fase terminal (demencia grave) el enfermo es incapaz de andar, se inmoviliza, se hace incontinente y no puede ejecutar ninguna actividad de la vida diaria. El lenguaje se hace ininteligible o presenta mutismo. A veces se produce disfagia y hay riesgos de neumonías, deshidratación, malnutrición y úlceras por presión. Los enfermos pueden permanecer en cama y suelen fallecer de una neumonía u otra infección intercurrente.

Para el diagnóstico, el test mini-mental o miniexamen del estado mental (MMSE) es un test rápido, de fácil interpretación y validado en español, con el que se evalúan aspectos de la esfera cognitiva como memoria, orientación, lenguaje, habilidades o atención (Folstein MF, 1975).

Otras pruebas útiles para el diagnóstico son:

  • Análisis sanguíneo completo.
  • Resonancia magnética nuclear (RNM) cerebral contribuye al diagnóstico precoz, detecta cambios vasculares y permite excluir otras patologías cerebrales.

Para el tratamiento se utilizan fármacos anticolinérgicos que estabilizan o retrasan la progresión de la enfermedad:

  • Para síntomas de leves a moderados son los llamados Aricept (donepezil), Exelon (rivastigmine), y Reminyl (galantamine).
  • Para síntomas de moderados a severos son Axura o el Ebixa (memantine).

Otros medicamentos utilizados dependiendo de los síntomas que presente el paciente son estrógenos, antiinflamatorios potentes, antioxidantes, antipsicóticos, antidepresivos, antiepilépticos.

Hoy en día se está trabajando en una vacuna para prevenir la enfermedad. Aunque aún está en fase experimental se cree que se podrá ensayar durante 2011-2012.

Hay otras medidas terapéuticas importantes como son la estimulación de las funciones cognitivas superiores, el entrenamiento en las actividades básicas de la vida diaria y la estimulación psicomotriz. Todo esto se realiza en los llamados centros de día.

Este artículo se puede leer en el siguiente enlace:

Las provincias: El Alzheimer