Salud, Salud Laboral

Psicopatologías Laborales: “El Karoshi”

El Karoshi  過労死 es una psicopatología laboral, descrita en Japón hace más de 20 años, que se puede traducir como “muerte por agotamiento debido a un exceso de trabajo”.  Aparece en ambientes de trabajo sumamente competitivos y en los que se exigen altísimos niveles de producción.

Es una patología frecuente en la sociedad japonesa donde los empleados se caracterizan por su dedicación al trabajo sin importar el número de horas extra que tengan que desempeñar. Fue reconocido inicialmente en Japón, donde es un problema de salud pública, y el término ha sido adoptado en todo el mundo. Uehata (1978) comunicó 17 casos en la 51 reunión anual de la Asociación Japonesa de Salud Industrial. El gobierno japonés creó en el año 1988 el Consejo de Defensa Nacional para Víctimas del Karoshi y se estima que hasta la fecha han fallecido más de 10.000 personas por esta causa.

En Japón, para que los jueces determinen un karoshi, el trabajador afectado tiene que haber realizado un mínimo de 100 horas extra el mes previo al suceso o haber realizado más de 65 horas a la semana durante más de un mes. Si, al final, se determina que un trabajador murió por karoshi, la familia puede llegar a recibir una compensación de  US$20.000 por parte del gobierno y pagos de hasta US$1,6 millones por parte de la compañía.

Entre los síntomas del karoshi encontramos la adicción al trabajo (workaholic) lo que crea ansiedad con imposibilidad de desconectar en días libres o vacaciones, sentimiento de culpabilidad cuando uno no acude a trabajar, y problemas para dormir o dolores de estómago y de cabeza.

Esto me recuerda a alguien, tengo que intentar bajar el ritmo.

En general y, secundario a los antecedentes personales y al estrés por la presión debida al excesivo tiempo de trabajo, se van produciendo un conjunto de alteraciones cardiovasculares que pueden terminar en derrames cerebrales y/o ataques cardíacos, así como ictus o hipertensión. También se relaciona con un aumento de suicidios , en Japón, el karoshi supone un tercio de los suicidios anuales llamados karoshisatsu (過労自殺), es decir, suicidios por estrés laboral.

Se da, sobre todo, en ejecutivos, empleados de oficinas, personal de transportes y funcionarios públicos de edad comprendida entre los 40 y los 50 años.

El primer caso registrado ocurrió en Japón, en 1969, cuando un embalador de periódicos falleció con tan sólo 29 años de edad.Uno de los casos más llamativos tuvo lugar en 2002, cuando un empleado de 30 años de la empresa Toyota falleció tras haber realizado más de 80 horas extras por término medio en seis meses y 114 en los últimos 30 días. Al principio, el Ministerio de Trabajo se negó a pagar una indemnización a su viuda, pero un tribunal reconoció que el trabajador fue víctima del agotamiento.Este fenómeno se está extendiendo también a otros lugares de Occidente debido a la crisis, los despidos, el miedo al desempleo, etc.

La Dra. María Inés López-Ibor, profesora de Psiquiatría en la Universidad Complutense de Madrid y presidenta de la Fundación Juan José López-Ibor, ante la pregunta de si alguien puede morir por trabajar demasiado responde: “Está claro que sí”. “Alargar horas y horas la jornada laboral aumenta el estrés y eso pasa factura en la tensión arterial”,  así como en la aparición de “otros cuadros como la depresión, el insomnio o las dolencias musculares”. 

Scott Adams en su tira cómica Dilbert lo ve de esta manera: “En Japón, en ocasiones los empleados trabajan hasta la muerte. Se llama Karoshi. No quiero que esto le pase a nadie en mi departamento. El truco es tomarse un descanso en cuanto se empiezan a ver luces brillantes y se escuchan voces de los difuntos seres queridos” (Dilbert hablando con su jefe).

Glass Heart (Hybrid Medical Animation)

Salud, Salud Laboral

Psicopatologías Laborales: El Estrés (I)

La Unión Europea considera que el estrés es el segundo problema de salud laboral más frecuente, detrás de los trastornos musculoesqueléticos, calculando su coste anual en Europa en torno a los 20.000 millones de euros.

La Comisión europea define el estrés en el trabajo como “un conjunto de reacciones emocionales, cognitivas, fisiológicas y del comportamiento ante ciertos aspectos adversos o nocivos del contenido, la organización o el entorno de trabajo. Es un estado que se caracteriza por altos niveles de excitación y de angustia, con la frecuente sensación de no poder hacer frente a la situación”, es decir, es una reacción del organismo ante aspectos negativos de la organización del trabajo.

En España, según la última Encuesta de las Condiciones de Trabajo, elaborada por el INSHT, más de la mitad de las personas encuestadas (5,6 sobre 10) manifestaron padecer estrés.

Las patologías que con más frecuencia se asocian a esta psicopatología son:

  • Cansancio 12,3%.
  • Alteración del sueño 12,1%.
  • Cefaleas 10,4%.

Entre las profesiones, las que tienen más facilidad a sufrir estrés están:

  • Directivos. (28,7%).
  • Profesionales (23,6%).
  • Trabajadores con estudios universitarios (21,8%).
  • Técnicos (19,6%)
  • Trabajadores de servicios (19%).

Pero no sólo afecta a ejecutivos o personas con mucha responsabilidad, también puede aparecer:

  • Cuando la carga de trabajo sobrepasa la capacidad del trabajador.
  • Cuando no se le proporciona suficiente trabajo en comparación a sus compañeros.
  • Cuando los trabajos sean repetitivos o monótonos.
  • Cuando el ritmo de trabajo está impuesto y no se puede adaptar.
  • Cuando existe falta de libertad para tomar decisiones.
  • Cuando existe una falta de formación para la tarea a desarrollar (como puede pasar al introducir nuevas tecnologías en un puesto de trabajo).
  • Cuando el trabajador no sabe cuales son sus funciones ni lo que se espera de él.
  • Cuando existe una falta de participación.
  • Cuando el estilo de mando es autoritario o agresivo, o, al contrario, la falta de autoridad.
  • Los casos de aislamiento social o físico también son desencadenantes de estrés.

Las características del empleo como son la precariedad del trabajo, las condiciones físicas desfavorables (ruido intenso, vibraciones o condiciones térmicas extremas), los trabajos con riesgos laborales y los trabajos nocturnos o a turnos, son, así mismo, generadoras de estrés.

Determinados factores de la personalidad del trabajador también pueden influir en la aparición de estas alteraciones, como son las personalidades dependientes, con alto grado de ansiedad o introvertidas.

En el próximo post veremos como reacciona nuestro organismo ante el estrés y que medidas preventivas pueden adoptarse.

Estrés Laboral. Je, Je…

Salud, Salud Laboral

Psicopatologías Laborales: Introducción

En una serie de posts voy a hacer un repaso de las llamadas Psicopatologías Laborales. Estas son las alteraciones psicológicas desencadenadas por los llamados Riesgos Laborales Psicosociales.

Según definición de la Organización Internacional del Trabajo, los Riesgos Laborales Psicosociales son “las interacciones entre el trabajo, su medio ambiente, y las condiciones de su organización por una parte, y por otra, las capacidades del trabajador, sus necesidades, su cultura y experiencias, todo lo cual, puede influir en la salud, en el rendimiento y en la satisfacción en el trabajo”.

Para entendernos, los riesgos psicosociales están relacionados con la organización y el contenido del trabajo y con la realización de la tarea. Y pueden afectar al desarrollo del trabajo o a la salud (física, psíquica o social) del trabajador. Hoy en día otro factor a tener en cuenta es la precariedad laboral, esta genera estrés y alteraciones psicológicas importantes.

Entre las psicopatologías laborales más frecuentes encontramos:

  • El estrés laboral
  • El Mobbing o acoso psicológico en el trabajo.
  • El síndrome de Burnout o de estar quemado.
  • El estrés postraumático.
  • El Karoshi.

Según cifras de la III Encuesta Europea sobre las Condiciones de Trabajo, más de 40 millones de trabajadores europeos sufren estrés, más de 3 millones violencia en el trabajo y más de 13 millones Mobbing. Sin embargo, todavía no existe la suficiente sensibilidad ante ellos, por ejemplo, en el nuevo cuadro de enfermedades profesionales en vigor en España desde el 1 de Enero de 2007 no se contemplan.

En general estas patologías producen síntomas variados como alteraciones de la concentración, trastornos del sueño, tristeza, depresión, etc. Un número cada vez más elevado de trabajadores declara sufrirlos o haberlos sufrido.

Publicado en el Suplemnento Semanal del Periódico Las Provincias

Dra. Amelia Calot Escobar

Eric Clapton – Tears In Heaven (lyrics y subtitulos en español)